domingo, 6 de diciembre de 2015

01. Una familia casi feliz.

Una eriza rosa de púas largas sostenía entre sus delicadas manos una ecografía. Caminaba de un lado a otro a paso lento mientras una lagrima resbalaba por su mejilla. "¿Que es lo que hay de malo contigo?" sollozó mientras le daba un vistazo a la ecografía. Aun después de la explicación del medico, no podía entender por que su futuro bebe estaba en riesgo.
"No te preocupes por eso, todo estará bien." decía un erizo azul, trayéndole una tasa de te. Se acerco a ella y suavemente le seco las lagrimas. "No te alteres o te hará peor." Su esposo le hablaba con tanta dulzura que una leve sonrisa logro aparecer en los labios de la eriza. Ella se acomodo en su pecho y le susurro un "Te amo" al cual el respondió con un "Yo también", luego beso su frente y la rodeo con sus brazos.


---------------------------------

"Así que... ¿Tendrás otra hermana o hermano?" Dijo una lobita morada de cabello gris a un erizo de un tono morado mas oscuro. 
Ambos se encontraban acostados en el pasto. Habían estado en silencio por unos cuantos minutos hasta que ella saco aquel tema de conversación, ante el cual el erizo se levanto algo exaltado.

Flash: ¡No puedo creerlo! ¿Tan rápido se esparcen los rumores en este lugar?- algo molesto.

Alanna: Bueno, tratándose de los reyes de Mobius, no me sorprende que se esparzan rápido. Esas cosas llegan a saberse en cuestión de segundos. Solo basta de un chismoso que se entere y ya.

Flash: Angela... -murmuro el nombre de su hermanita menor con algo de frustración.

Alanna: -rió levemente- Pobrecilla. Después de todo solo es una niña. De seguro estaba tan emocionada con la noticia que quiso contársela a sus amigos.

Flash: De todas formas... Le habíamos dicho que no dijese nada. No se le puede confiar ni el mas mínimo secreto.

Alanna: Ya relájate, no es para tanto. Te repito que esas cosas siempre llegan a saberse.

El erizo, rendido, se volvió a recostar en el pasto. En cierta forma la lobita tenia razón.

Flash: Oye, Ali...

Alanna: ¿Si? -giro su cabeza un poco para mirarlo frente a frente.

Flash: Estaba pensando... -hizo una pausa mientras se sonrojaba levemente- Si tienes tiempo... Podríamos ir por unos helados... O... Algo.

Alanna: -dio una suave risa y volvió a poner su vista en el cielo- Me gustaría. Pero mis padres trabajan hoy y debo cuidar de mi hermanito.

Flash: Oh si... -dijo mientras recordaba el día en que fue de visita a su casa y el pequeño Eric vomito sobre el- ¿Como esta el pequeño Sr. Vómitos?

Alanna: ¡No lo llames asi! -exclamo entre risas- Esta bien, sigue creciendo y rompiendo cosas, si eso es lo que quieres saber.

El erizo suspiro y luego se puso a pensar en su futuro hermano. ¿Acaso seria igual? 
Flash no recordaba nada de la etapa de bebe de Leela, puesto que solo se llevan dos años. Pero podía recordar la de Angela, aun que tampoco podía quejarse de ello. Angie era una bebe muy tranquila.
Pero... ¿Y si el bebé que viene en camino es revoltoso? ¿Cuanto lo soportara? Flash no era precisamente un "fanático de los bebés" y menos con los que lloran y hacen berrinches exageradamente. 

Alanna: Flash, ¿te ocurre algo? -dijo llamando la atención del erizo.

Flash: ¿Uh? Eh... No, todo esta bien. -le dedico una pequeña sonrisa.


---------------------------------

"Ponle mas glaseado por allí." La eriza morada de púas alborotadas le daba instrucciones a su hermana menor, la cual estaba distribuyendo un delicioso glaseado rosa sobre un esponjoso pastel de chocolate.

Angela: Claro, Leela. A mami le encantara el pastel que le preparamos. ¡Seguro le subirá el animo!

Leela: -le sonrió con dulzura- Seguro, Angie. Mama se sentirá feliz al probarlo.


---------------------------------

El erizo azul se encontraba sentado en el amplio sofá en medio de la sala, con la eriza rosa acostada en su pecho. El le acariciaba delicadamente las púas mientras ella dormía tranquilamente.
Luego de unos minutos, ella despertó y se levanto apresuradamente. Sin dirigirle siquiera la mirada a su esposo, comenzó a caminar sin rumbo aparente.

Sonic: ¿Que...? -vio a la eriza alejarse y decidió seguirla algo preocupado.- Amy ¿a donde vas?

Amy: -mueve su nariz levemente- Huele... A pastel de chocolate.

Sonic se detuvo y analizo lo dicho por la eriza durante unos instantes, luego se hecho una carcajada al darse cuenta que su esposa estaba siendo guiada por sus antojos. Al parar de reírse, noto que la eriza se había ido. La busco hasta que llego al comedor y la vio sentada en la punta de la enorme mesa comiendo el pastel de chocolate que sus hijas le habían preparado.

Sonic: ¿Y para mi no hay? -dijo entre risas mientras se acercaba a las tres erizas.

Angela: Claro que si, papi. -dijo con una adorable sonrisa- ¿Quieres?

Sonic: -rió- No, pequeña, esta bien. Tengo cosas que hacer. ¿Cuidaran de su madre?

Leela: Pues claro que si, ¿por quien nos tomas? -dijo con total seguridad de si misma. La joven era bastante arrogante de vez en cuando.

Sonic: Muy bien, señorita. -le despeino un poco las púas y luego se acerco a Amy- Nos vemos para cenar...-Amy lo interrumpe.

Amy: ¿Por que tan tarde? -dijo con la boca llena de pastel.

Sonic: Siempre dejo el trabajo a esa hora, amor. -le dio un beso en los labios a su esposa, luego se dirigió a sus hijas y les dio un beso en la frente a cada una para luego salir de la habitación.

Amy vio como Sonic se alejaba y soltó un suspiro. Realmente eran pocos los momentos en los que podían estar juntos. Ella solo esperaba que algún día, al menos solo un día, no tuviese que estar hundido entre tanto papeleo y juntas. Ahora era cuando mas lo necesitaba.

Angie: Mami, ¿estas bien?

Amy: ¿Uh? -inconscientemente había puesto su mano sobre su vientre. Al ver la cara de preocupación de su hija la retiro- Si, mi cielo. -le dio una mirada tierna.

Leela: Vaya... -susurro mientras leía en su teléfono el mensaje que Flash le acaba de mandar.- Me pregunto ¿como pudo ser que toda la cuidad se haya enterado ya que mama esta embarazada? -le dirigió una mirada acusadora a Angela.

Amy: ¿Como? No puede ser.... Angela... -dijo con un tono algo molesto.

Angela: Jeje... ¿Ups? -rió levemente al tiempo que ponía una mueca algo atontada.



2 comentarios:

  1. Mira nomas!!! Apenas vuelvo a entrar a Blogger y apenas estas escribiendo este maravilloso capi que siempre anhelo leer todos los demás que faltan!*-* Pensé que ya te habías olvidado de escribir Eva! TnT
    Grandioso cap! Por cierto n.n

    ResponderEliminar